07/26/08
  Perfiles de Otros Clientes  
   
"Juan & María"
Juan y María tenían un ingreso menor de $39,000 para su familia de siete. Necesitaban una casa más grande y además que fuera de ellos. Al ser asignados a CHRA por la Sección 8 del Programa de Independencia Financiera, el débil crédito de la pareja representaba un serio reto. Desde 1999 hasta mediados del 2000, María trabajó con éxito hasta resolver favorablemente todos sus asuntos crediticios. Lograron sumar $12,000 en crédito del programa de Independencia Financiera y retuvieron algo de dinero en ahorros después de saldar sus deudas. CHRA los asignó al National Bank of Arizona para un financiamiento especial. El Banco tenía bonos en fondos disponibles al 7.8% con asistencia para el enganche. Esto ayudó a la familia a mantener sus pagos bajos y dejar dinero para ahorro. La asesoría de CHRA también redujo su MIP del préstamo del bono. Quedaron muy agradecidos de poder calificar para una hipoteca y pudieron adquirir su casa por $92,900.

"Isabel"
Por $425/mes, Isabel Torres, una madre soltera, trabajadora, junto con sus cuatro hijos (edades de 13 a 20) y dos nietos (edades 2 y 4), estaba viviendo en un pequeño condominio de dos recámaras. Demasiada gente en un espacio demasiado pequeño. Decidió explorar la posibilidad de adquirir una casa y fue orientada por un conocedor y servicial corredor de bienes raíces que la puso en contacto con CHRA. Isabel era una buena candidata para el Programa Compra de Primera CASA (First-time HOMEbuyers Program). CHRA le ayudó a identificar lo que se necesitaba para calificar para este programa, incluyendo el arreglar problemas de crédito que databan desde su matrimonio. Isabel tenía una idea muy básica para la adquisición de su primera casa: cuatro recámaras y un precio de venta que no excediera la cantidad de su préstamo aprobado de $89,000. Tomó tiempo encontrar la casa adecuada – ella y su corredor de bienes raíces “¡fueron a ver muchas casas!”. Pero por fin encontraron lo que buscaban, en condiciones de necesidad de reparación y a bajo precio para una venta rápida. Entre otras cosas, la casa necesitaba reparación en el techo, alfombras nuevas y pisos, pintura interior y exterior, puertas de los baños, un cooler nuevo y la remoción de bloques de concreto en el patio. “No quería nada lujoso, sólo algo para acomodar a mi familia y tampoco quería presionarme cada mes.” Su pago mensual hipotecario es de menos de $400 por una casa de cinco recámaras. Le encanta el vecindario y dice que la mayoría de la gente ahí ha sido dueña de sus casas durante mucho tiempo. “Se siente muy bien y muy calmado. Ser madre soltera es duro. Ahora mis hijos tienen un lugar estable que es su casa propia. Ya pertenecemos a un lugar.”

"Jerome"
Jerome es una persona discapacitada de 36 años que estaba determinado a convertirse en propietario de una casa pese a contar con un ingreso menor a $14,000. En 1998 acudió a CHRA y presentó su solicitud para el Programa Propietario de Primera Casa en la Ciudad de Phoenix, cubrió los requisitos de elegibilidad y se le aprobó su hipoteca. Desafortunadamente, no pudo encontrar una casa antes de que terminara ese programa. Jerome sabía que necesitaba la tasa de interés de 4% de este programa para calificar para un préstamo hipotecario lo suficientemente grande para comprar una casa y estaba dispuesto a esperar hasta que el programa reabriera. Tomó aproximadamente dos años, tiempo durante el cuál Jerome llamó a CHRA periódicamente para actualizar su expediente. Cuando el Programa Compra de Primera CASA (First-time HOMEbuyers Program) comenzó otra vez en agosto de 2002, Jerome presentó de nuevo su solicitud y de nuevo se le aprobó, esta vez por parte del Banco Nacional de Arizona. Compró una casa de $87,000 con un pago hipotecario de $500, el cual era comparable a su pago mensual por renta. El poseer una casa ha estabilizado la situación de vivienda para Jerome, en particular porque los continuos aumentos en la renta hubieran eventualmente superado sus ingresos y complicado seriamente su capacidad para mantener el estilo de vida independiente para el que se ha esforzado tanto en lograr.

« volver a Perfiles de Nuestros Clientes y Perspectivas